Archivo mensual: diciembre 2012

Bajo la misma estrella, de John Green

Bajo la misma estrellaCon esta reseña me enfrento a un dilema moral importante. Adoro a John Green, como escritor y persona, por encima de todas las cosas. Soy una enamorada de lo que escribe y lo que hace (son míticos en Tumblr los .gif extraídos de sus vídeos para los fans) y me suelen gustar mucho las recomendaciones de lo que lee. Por eso me cuesta tanto mantenerme imparcial a la hora de hablar de este libro. Y, supongo por eso, me duele tanto decir lo siguiente: Bajo la misma estrella ha sido una gran decepción.

Es posible que fuesen muchas las expectativas que tenía respecto a lo nuevo de John Green, los comentarios que leía en Tumblr y Twitter, las frases extraídas del libro… No lo sé, pero el caso es que todo ello me ha llevado a esperar demasiado de un libro que, sin tanto revuelo ni tanta anticipación, posiblemente me habría gustado mucho más. También es posible que fuera de nuestras fronteras haya gustado tanto porque ellos no tienen un Albert Espinosa como nosotros. Sin compararles, es cierto que la temática concreta de Bajo la misma estrella Espinosa la explota y domina a la perfección y, por ello, no ha terminado de llegarme la historia que plantea Green en este título.

Aunque muchos ya lo sabréis, Bajo la misma estrella es un libro que habla del cáncer sin tapujos. John Green relata la historia de Hazel y Gus, dos adolescentes cansados de leer historias sobre el cáncer que muestran a heroicos protagonistas que aceptan con una sonrisa la enfermedad que les ha tocado vivir. Y ese no es su caso. Ellos no se enfrentan al cáncer con positivismo ni alegría, ellos no quieren ser un modelo a seguir para nadie. Las armas que Hazel y Gus emplean para sobrevivir -o resistir- al final que saben les espera es la ironía y el sarcasmo. Porque ¿quién dice que los enfermos de cáncer tienen que luchar de forma valiente y extraer enseñanzas positivas de la enfermedad? Absolutamente nadie. Al menos nadie que haya tenido un cáncer.

Por lo que, efectivamente, la historia que nos plantea John Green es un relato sobre el cáncer de dos adolescentes donde el cáncer es simplemente la anécdota. Porque realmente lo que se encuentra entre las páginas de este libro es una historia de amor atípica. Donde dos adolescentes sin esperanzas de sobrevivir se encuentran para descubrir que lo que quieren es vivir su propia historia. Más allá del cáncer y de la compasión, de lo que es bueno o no para su salud. Hazel y Gus emprenden un viaje que les llevará de la mano a luchar contra sus familias, contra sus propios intereses y contra las miradas de solidaridad y comprensión que les lanzan todos aquellos con los que se cruzan.

Es cierto que reirás y llorarás leyendo este libro, pero lo que muy posiblemente no imagines es que lo harás por los motivos que menos esperas. Porque esa es la magia de la prosa de Green, que consigue sorprenderte sin conocerte aun contando las historias más tristes. Sólo por esa habilidad de volver sarcástico lo emotivo ya vale la pena darle una oportunidad a este libro aunque, como en mi caso, hubiese esperado que fuese un poco más allá. Bajo la misma estrella se convierte en el libro de cabecera para aquellos amantes del subrayado en los libros, de la extracción de citas y de las frases que poder utilizar en cualquier situación, algo a lo que ya nos tiene muy acostumbrados este americano adicto a los videoblogs.

Así que ya sabéis, si el Fin del Mundo os pilla hoy, que sea leyendo.

13 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Soy de pueblo, de Raquel Córcoles y Marta Rabadán

soydepuebloDespués de meses tras este libro, finalmente lo tengo en mi poder. Soy de Pueblo. Manual para sobrevivir en la ciudad es uno de esos cómics que es imposible no te arranque varias sonrisas. Durante los 15 minutos que se tarda en terminar esta maravilla no he parado de reír y encontrar similitudes entre mi vida, mis amigos y la protagonista.

Soy de Pueblo relata mediante viñetas las aventuras de Moderna de Pueblo, el alter ego de Raquel Córcoles una chica que, como muchos, se fue del pueblo a la ciudad para perseguir sus sueños de triunfar -en este caso en el mundo del periodismo. Este libro es por tanto, una versión ácida y nada imparcial de la realidad, llena de referencias hacia el mundo hipster y moderno en el que estamos viviendo. Ese universo en el que se es demasiado de pueblo para ser de ciudad y, paradójicamente, demasiado de ciudad para volver al pueblo.

Gráficamente el diseño es sencillo y fresco con gran cantidad de matices que te harán adentrarte en el universo hipster al que la protagonista hace referencia. Si eres joven y estudiante te sentirás identificado con la mayoría de las tramas y reconocerás a muchos de tus amigos, tanto en estilismos como en personalidades y comportamientos, entre los personajes que aparecen retratados en el libro. El escenario también te será familiar sin duda y, precisamente por este aura de proximidad te será imposible dejar de reír y establecer paralelismos con tus propias vivencias.

Vendedor FNAC por Moderna de Pueblo

El poder de trabajar en FNAC. Una de las viñetas más divertida incluida en el libro. (Click para ampliar. )

Este libro satírico es un retrato fiel de la realidad que encontramos los jóvenes en la calle, una mirada crítica y sarcástica -aunque no por ello ofensiva- al complejo proceso evolutivo que estamos experimentando. Ese en el que parecemos modelados en serie y tratamos de todas maneras ser diferentes para terminar siendo todos iguales.

Sin duda, Soy de Pueblo es el regalo perfecto para todos aquellos que participarán estas Navidades en la compleja y a menudo decepcionante trampa de “será divertido que hagamos un amigo invisible”. Por menos de 15 euros acertarás si el destinatario habita este planeta. Y no te olvides que ahora ser moderno es hipster. Lo que se lleva es ser vintage.

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Todas las chicas besan con los ojos cerrados, de Enric Pardo

TodasLasChicasBesanEste es uno de esos libros que calificaríamos “de fin de semana”. A Todas las chicas besan con los ojos cerrados le había echado el ojo hace algún tiempo, cuando un compañero de la carrera mencionó que lo estaba leyendo. Nuestros gustos han resultado ser bastante similares y que a él le gustase era señal inequívoca de que tenía grandes posibilidades conmigo. Y no ha sido de otra manera.

Enric Pardo presenta en este libro una realidad con la que fácilmente se identificará el lector. Bien es cierto que las aventuras y desventuras del protagonista serán más reconocibles para aquellos que ronden la treintena, pero estando todavía en el primer cuarto de siglo de mi vida, he de decir que yo he sentido muy propias la mayoría de las situaciones, miedos y preocupaciones que plantea Álex, el narrador de la historia.

Todas las chicas besan… es uno de esos libros que te engancharán y no podrás parar de leer hasta el final. Una comedia romántica a medio camino entre Love Actually y American Beauty (y que me perdonen los fanáticos de ambas, pues yo también soy una enamorada del cine que además adora las comparaciones y referencias.) Es una historia actual que presenta un ritmo rápido, una novela desenfadada con un punto canalla donde, además de conocer el punto de vista del amor que tienen los hombres, también nos acercamos a sus anhelos y fantasías. Suma puntos, además, que se hagan constantes referencias tanto al mundo del cine y la televisión (al que Álex se dedica) como a la NBA (del que se confiesa verdadero fanático).

Enric Pardo, escritor de la novela, es guionista y profesor de cine dos aspectos que marcan y configuran el transcurrir del libro que con su prosa ágil y cercana nos enreda para llegar a sentir odio y ternura a partes iguales por Álex, nuestro protagonista con síndrome de Peter Pan. Aunque Todas las chicas besan se postula como el relato ideal para hombres, lo cierto es que cualquier mujer podrá disfrutar con la misma intensidad -aunque quizá con más odio hacia el protagonista- de las idas y venidas de los personajes. Medias naranjas, amor, engaño, drogas y mucho cine hacen de esta una comedia romántica ideal para los que no creen en el amor pero siguen buscando a la persona con la que compartir su vida. Porque, no nos engañemos, todos odiamos el amor pero cada Diciembre nos acurrucamos bajo la manta para buscar el canal en el que ese día programarán la película navideña por excelencia. Y así, en la intimidad de nuestro hogar, podremos cantar eso de All I want for christmas is you mientras nos brillan los ojos al leer con Keira Knightley una de las declaraciones de amor más bonitas de la historia del cine To me you are perfect“.

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro

nuncameabandonesHablar de Nunca me abandones es complicado si se pretende mantener el misterio de la trama  por lo que voy a pasar de puntillas sobre el argumento principal. Sin duda es uno de esos libros a los que recomendaría que el lector se acercase sin haber leído el resumen que generalmente aparece en la parte trasera. Precisamente fue así como llegué a este libro, por casualidad y sin expectativas. Soy muy de buscar nuevos títulos y textos que todavía no haya leído nadie, pero en esta ocasión fue el libro quien me encontró a mí.

Un día cualquiera, paseando por uno de los parques de mi ciudad, vi a una chica leyendo en un banco. Siempre me fijo en  lo que la gente está leyendo para después proseguir mi camino manteniendo una interesante discusión mental sobre la elección de la persona en cuestión. Decidiendo si me caería bien o no y representando en mi interior el diálogo literario que mantendría con esa persona. Todo muy maduro, vamos. Pues bien, la chica estaba leyendo y a la vez llorando. El flechazo fue instantáneo. Cuando un libro te absorbe hasta tal punto de no poder reprimir tus emociones en público inmediatamente se granjea un lugar en mi pirámide literaria. Es muy difícil para mí llegar a ese grado de abstracción siendo tan tímida y reservada para la expresión de los sentimientos.

Con Nunca me abandones no hay medias tintas. O te gusta o lo detestas. Pero es imposible que te deje indiferente. En sus páginas se plantea uno de los dilemas más importantes de nuestra sociedad, en el que se hace un fiel retrato de la insensibilización progresiva frente al dolor ajeno a la que nos estamos sometiendo -en gran parte por culpa de los medios de comunicación-. Ya sabéis, eso de que no todas las vidas humanas valen lo mismo, que nos estamos acostumbrado a la muerte y al dolor de determinados seres humanos y que nos afecta de forma diferente una tragedia en Rwanda de lo que lo haría en Nueva York. En cierta forma, y sin desvelar demasiado, Ishiguro nos propone un debate interno sobre la deshumanización del ser humano. ¿Hasta dónde estamos dispuestos a llegar para crear una sociedad perfecta? ¿Es el dolor de unos necesario para el bienestar de otros? ¿El fin justifica los medios? ¿Cada individuo nace con una finalidad determinada? Os garantizo que durante la lectura atravesaréis diferentes estados de ánimo y llegaréis a plantearos respuestas muy opuestas a estas preguntas.

Kazuo Ishiguro presenta una visión nostálgica de la realidad a través de unos personajes cercanos con los que es muy fácil sentirse identificado. Una viaje a través de los recuerdos de infancia y adolescencia de los tres protagonistas que nos conmoverán y aterrarán a partes iguales. Porque lo verdaderamente interesante de Nunca me abandones es la sensación de desasosiego e incertidumbre que produce al terminar de leerlo. Las situaciones y personajes son tan reales que uno se plantea  la posibilidad de encontrarse en la posición de aquel que conoce su pasado y sabe a dónde se dirige su futuro, siendo consciente de que no podrá cambiar el rumbo de la historia.

nunca-me-abandones-joaquin-1Si os ha gustado la novela y además sois fanáticos del cine independiente una buena apuesta es la película homónima protagonizada por Carey Mulligan (Drive, An Education), Andrew Garfield (Social Network, The Amazing Spider-Man) y Keira Knightley (Pride and prejudice, Love Actually). La fotografía y las actuaciones plasman a la perfección el ambiente inquietante y decadente así como la actitud resignada de los personajes.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized