Archivo de la etiqueta: comedia

La vida imaginaria, Mara Torres

La vida imaginariaCualquiera que me conozca sabe que no soy una fanática de los premios literarios y, generalmente, suelo mostrarme muy escéptica con el fallo del jurado. Eso no quita que una tenga sus manías -y un TOC muy serio- y por ello me vea habitualmente arrastrada a leer los premiados o finalistas. Y doy gracias a Santa Rowling por ello.

Mara Torres ha conseguido con La vida imaginaria hacerme recuperar la fe en los nuevos talentos. Me acerqué con muchísima cautela al relato que plantea este libro y desde la primera página tuve que aceptar que esta vez me había equivocado. Fortunata Fortuna, (Nata en las distancias cortas) la protagonista, consigue cautivarnos con su historia de desamor, abandono y dudas. Porque si algo queda patente desde el primer capítulo es que, queridos míos, Nata somos todos. Y precisamente eso es lo que hace tan especial a este libro, el hecho de que podamos identificarnos con tanta facilidad con los sentimientos, miedos y frustraciones de la protagonista. ¿O me vais a decir que vosotros no habéis sentido ese vacío que provoca el amor cuando se termina? Eso mismo le sucede a Nata cuando Alberto, (Beto para los amigos) la deja. Y es que, a diferencia de lo que sentimos en esos momentos, el mundo nunca deja de girar tras una ruptura. El tiempo no se para, las canciones que eran vuestras siguen sonando en la radio, los sitios que visitasteis juntos siguen siendo testigos del surgir de nuevos amores y vuestros amigos se van a cansar de escuchar todos y cada uno de los razonamientos sobre lo ilógico del comportamiento de tu ex.

Beto se ha marchado y Nata tiene que sobreponerse a ello, aunque secretamente siga esperando su regreso. Porque algo está claro, no se puede superar tan rápidamente a alguien que te ha prometido nunca dejar de quererte. Y gracias a esta necesidad de encontrarse a sí misma, de buscar respuestas lógicas a lo que ha sucedido, nosotros nos adentramos en el día a día de Nata, presenciando sus esfuerzos por salir a flote, por olvidar -o recuperar- al gran amor de su vida y restablecer la calma en su, ya de por sí, ajetreada vida. El problema es que ello nos lleva, inevitablemente, a conocer mejor a Nata y puedes odiarla o amarla. Es fantasiosa, algo insulsa y, generalmente, propensa a tomar la peor opción posible ante cualquier situación.

Mara Torres es una galardonada periodista, además de tener formación académica relativa al mundo de la Lengua y la Literatura. Actualmente trabaja en televisión, aunque acumula un gran bagaje en el ámbito radiofónico. Y todo ello queda perfectamente patente en el tono de su primer libro. El estilo directo de la novela facilita su lectura, Nata cuenta en primera persona y a modo de diario los sucesos que tienen lugar después de la ruptura. Algunos criticarán, precisamente, el lenguaje coloquial empleado en la novela, quizá no muy propio de un finalista al Premio Planeta. Porque eso es cierto, La vida imaginaria es un relato con una prosa nada elaborada que presenta diálogos perfectamente reconocibles para la mayoría de lectores. Es un fiel reflejo de los comentarios, pensamientos y situaciones que se pueden escuchar a pie de calle, a la salida de un instituto o en el mismo mercado, sólo que pronunciados por treintañeros reacios a abandonar la adolescencia.

Si buscas un gran relato literario, como podría esperarse del libro que pudo arrebatarle el galardón Premio Planeta 2012 al consagrado Lorenzo Silva, ciertamente encontrarás en La vida imaginaria muchas carencias. Si lo que estás buscando es un libro desenfadado, con personajes planos que despertarán tu empatía y una historia romántica-cómica sobre las relaciones actuales, aquí tienes tu opción para una tarde de domingo. Porque La vida imaginaria es el libro que todos podríamos haber escrito, la historia de amor (y desamor) que todos hemos vivido y el relato pseudoadolescente y tragicómico que a nadie le molesta leer.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Los capullos no regalan flores, Moderna de Pueblo

LCNRFPara todos los lectores hoy es un día especial y yo lo he celebrado de la mejor forma posible: leyendo. He decidido pasear por la ciudad y entrar en todas las librerías que surgiesen a mi paso, perderme por sus recovecos y dejarme envolver por los centenares de ejemplares apilados en las estanterías. Y así lo he hecho. Ha sido genial ver las calles repletas de rosas y literatura.

No he podido evitarlo y, pese a que he comprado dos títulos y me han regalado otro par -con su debida rosa de Sant Jordi- mientras esperaba a mi acompañante para comer, he decidido leer este libro que me llamaba desde la sección “Más vendidos” de unos grandes almacenes.

¿Qué os voy a decir de Los capullos no regalan flores? Si habéis leído mi reseña de Soy de pueblo. Manual para sobrevivir en la ciudad. sabréis que me encantó lo que Raquel Córcoles y Marta Rabadán hicieron bajo el pseudónimo Moderna de Pueblo. Y esta vez no ha sido para menos. El actual título se presenta como una suerte de continuación de aquel Soy de pueblo que ya nos enamoró. En este caso ha pasado ya el tiempo y Moderna de pueblo ha conseguido sobrevivir a la ciudad pero es sólo el primero de los muchos niveles que tendrá que superar si quiere salir con vida de la Jungla de Asfalto. Porque sí, en la ciudad también hay hombres y ¡sorpresa! son igual o más capullos que los que podía encontrar en el pueblo. Ojo, que yo sólo parafraseo a Moderna de pueblo.

Es inevitable soltar más de una carcajada al ver tan acertadamente representados a cada uno de los amigos de tu grupo, sus reacciones ante los dramas amorosos y hasta la camiseta comprada en aquella web americana con el logo de Twin Peaks. Gráficamente Los capullos no regalan flores no sorprende pero sí gana puntos la elaboración textual respecto al título anterior. Diálogos más elaborados, frases que a todos nos resultarán conocidas y muchas referencias a la cultura hipster y a la corriente cultureta que tan iguales nos hace parecer a todos.

Los capullos no regalan flores es un libro indispensable para todas las mujeres que quieran sonreír al ver reflejadas todas y cada una de las situaciones amorosas que les ha tocado vivir. Es un soplo de aire fresco que recrea con sorna y mucha sátira esos momentos de tristeza existencial en los que creemos que vamos a morir de amor. Y no os voy a engañar, es una purga maravillosa para destilar todo ese odio acumulado. Si eres hombre, tampoco te alejes mucho del ejemplar pues seguro te reconocerás en muchos de los comportamientos que presentan los protagonistas. Y no nos olvidemos de que es muy fácil culpabilizar al otro y representar el papel de víctima, pero todos hemos cruzado la línea alguna vez para convertirnos en el verdugo.

Muy recomendable para aquellos que quieran pasar un buen rato, reír en voz alta o analizar desde fuera al prototipo de personaje en el que nos convertimos por amor. Que sí, de verdad, que a todos nos suceden las mismas cosas, aunque nos creamos únicos. Ideal para salir de una ruptura, para hacer un regalo poco comprometido y para diseccionar entre amigos.

¡Feliz Día del Libro! Feliç Sant Jordi!

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

It’s kind of a funny story, de Ned Vizzini

It's kind of a funny storyHoy vengo con un libro que poco a poco está empezando a llamar la atención de los lectores de todo el mundo. Y no os voy a engañar, a mí me ha conquistado profundamente. Después de varios fracasos por culpa de mis altas expectativas, intento acercarme a títulos como éste con cautela. Pero en este caso no hubiese sido necesario porque la fama que le precede está totalmente justifica. It’s kind of a funny story es una novela en la que te sumerges rápidamente y te enamoras desde las primeras páginas.

Ned Vizzini nos cuenta una historia con tintes autobiográficos. Craig es un adolescente exigente consigo mismo, tiene su futuro planeado al milímetro y es consciente de que tiene que trabajar duro para lograr sus metas. Ha conseguido las máximas notas en los exámenes de acceso, lo que le permite acceder con sus dos mejores amigos al instituto que le situará en el camino correcto para convertirse en la persona que quiere ser. Pero toda esa presión le pasará factura, transformándose en ansiedad, depresión e incluso brotes suicidas, motivo por el cual ingresará voluntariamente en un centro psiquiátrico. Allí conocerá a personas muy diferentes con problemas reales, se relacionará con enfermos mentales y vivirá situaciones y emociones que cambiarán su forma de ver y entender el mundo.

La novela está narrada en primera persona lo que supone un acercamiento indiscutible al personaje. En la primera parte del libro, gracias a las descripciones y a la maravillosa caracterización que nos brinda Vizzini, sentiremos la angustia vital y la falta de aire que sufre Craig, quien no es capaz de lidiar con la presión que supone convertirse en un adulto ejemplar. En la segunda mitad, tras el ingreso, viviremos una vorágine de sentimientos y emociones que nos llevarán al borde del llanto y la sonrisa en más de una ocasión, siendo conscientes en todo momento de estar siendo testigos de excepción de una de esas historias que dejan huella en el lector.

El balance es muy positivo. Si te ha gustado The perks of being a wallflower, te encantará It’s kind of a funny story. El argumento principal del libro es un gran acierto. Me ha encantado que se explore un fenómeno tan en auge estos días -y a la par tan desconocido- como es la depresión adolescente. El autor aporta su propia experiencia para plasmar la ansiedades y miedos que supone ser adolescente hoy, en una sociedad exigente y mediatizada en exceso donde no hay opción a cometer errores. Gran parte del éxito de esta novela reside en la capacidad de Vizzini de recrear fielmente situaciones y entornos a los que no estamos acostumbrados, fruto de su propia experiencia en centros psiquiátricos. Los personajes son cercanos y creíbles, lejos de estereotipos o artificios y es un verdadero placer acompañar a Craig en su búsqueda de sí mismo. Porque, como decía J.R.R. Tolkien “Not all those who wander are lost” (no todos aquellos que vagan están perdidos.)

It's kind of a funny storyComo viene siendo habitual, existe una película basada en la novela. En este caso la adaptación data de 2010 y está interpretada por: Keir Gilchrist (Queer as Folk, United States of Tara), Emma Roberts (Valentine’s Day, Scream 4, The Art of Getting by), Zach Galifianakis (The Hangover, Up in the Air, What Happens in Vegas) y Zoë Kravitz (Californication, X-Men: First Class) entre otros. Del mismo modo que me encantó la novela tengo que reconocer que algo similar me sucedió con la película y no estoy acostumbrada a ello. Las interpretaciones son muy aceptables, se logra recrear perfectamente el ambiente dramático-cómico que se desprende tras la lectura y el ritmo es ágil, logrando que el espectador esté entretenido durante toda la película. 

13 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Todas las chicas besan con los ojos cerrados, de Enric Pardo

TodasLasChicasBesanEste es uno de esos libros que calificaríamos “de fin de semana”. A Todas las chicas besan con los ojos cerrados le había echado el ojo hace algún tiempo, cuando un compañero de la carrera mencionó que lo estaba leyendo. Nuestros gustos han resultado ser bastante similares y que a él le gustase era señal inequívoca de que tenía grandes posibilidades conmigo. Y no ha sido de otra manera.

Enric Pardo presenta en este libro una realidad con la que fácilmente se identificará el lector. Bien es cierto que las aventuras y desventuras del protagonista serán más reconocibles para aquellos que ronden la treintena, pero estando todavía en el primer cuarto de siglo de mi vida, he de decir que yo he sentido muy propias la mayoría de las situaciones, miedos y preocupaciones que plantea Álex, el narrador de la historia.

Todas las chicas besan… es uno de esos libros que te engancharán y no podrás parar de leer hasta el final. Una comedia romántica a medio camino entre Love Actually y American Beauty (y que me perdonen los fanáticos de ambas, pues yo también soy una enamorada del cine que además adora las comparaciones y referencias.) Es una historia actual que presenta un ritmo rápido, una novela desenfadada con un punto canalla donde, además de conocer el punto de vista del amor que tienen los hombres, también nos acercamos a sus anhelos y fantasías. Suma puntos, además, que se hagan constantes referencias tanto al mundo del cine y la televisión (al que Álex se dedica) como a la NBA (del que se confiesa verdadero fanático).

Enric Pardo, escritor de la novela, es guionista y profesor de cine dos aspectos que marcan y configuran el transcurrir del libro que con su prosa ágil y cercana nos enreda para llegar a sentir odio y ternura a partes iguales por Álex, nuestro protagonista con síndrome de Peter Pan. Aunque Todas las chicas besan se postula como el relato ideal para hombres, lo cierto es que cualquier mujer podrá disfrutar con la misma intensidad -aunque quizá con más odio hacia el protagonista- de las idas y venidas de los personajes. Medias naranjas, amor, engaño, drogas y mucho cine hacen de esta una comedia romántica ideal para los que no creen en el amor pero siguen buscando a la persona con la que compartir su vida. Porque, no nos engañemos, todos odiamos el amor pero cada Diciembre nos acurrucamos bajo la manta para buscar el canal en el que ese día programarán la película navideña por excelencia. Y así, en la intimidad de nuestro hogar, podremos cantar eso de All I want for christmas is you mientras nos brillan los ojos al leer con Keira Knightley una de las declaraciones de amor más bonitas de la historia del cine To me you are perfect“.

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized